De una madre

Lunes sin ningún lamento
la luna lucía intensa,
las facciones sentimiento,
lejana la lluvia piensa.

Lazos trabajan contentos,
la sorpresa gran compensa,
los sonajeros al viento
la cuna es una despensa.
Los ojos que cantan, ríen,
bailan, lloran,
aquella gran batalla quien
se presenta.
Larga lucha fiel historia,
¿ganas o pavor?
Dónde no atisba memoria,
ahí, el corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s