Subastando estaciones

Vendo aquella tarde de verano en que
el sol estaba por doquier,
las nubes jugaban al escondite
¡quién pudiera volver!

Vendo aquel oscuro invierno en que
la protagonista no sabía qué hacer
aquella película entre mantas
¡quién pudiera volver!

Vendo aquella noche de otoño en que
las hojas no paraban de correr
el viento barría la ciudad pero…
¡quién pudiera volver!

Vendo aquel día de primavera en que
el sol ya conocía su que hacer,
las mariposas desplegaban sus alas
¡quién las pudiera sorprender!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s